¿SON LOS RESULTADOS DE LOS EMPLEADOS, EL REFLEJO DE SU COMPROMISO O DE SU PERSONALIDAD?

Hoy en día la mayoría de las personas desean tener un buen trabajo y un jefe que les permita participar brindándoles un sentido de propósito a sus actividades.

Un informe reciente de la Organización The Conference Board arrojó que el 96% de los empleados intentan mantener un alto nivel de compromiso, incluso muchos de ellos luchan por tener éxito.

De manera similar, la evidencia científica sugiere claramente que algunas cosas son más relevantes para el éxito de una organización que la participación de la fuerza laboral. Cuando los empleados están comprometidos, muestran altos niveles de entusiasmo, energía y motivación, lo que se traduce en mayores niveles de desempeño laboral, creatividad y productividad. Esto da como resultado no solo altos rendimientos y ganancias para Organizaciones, sino también altos niveles de bienestar para los empleados. En contraste, el bajo compromiso resulta en agotamiento, altos niveles de rotación y comportamientos de trabajo contraproducentes como las malas actitudes, la deslealtad e inclusive el fraude.

DETERMINANTES CLAVES DEL COMPROMISO.

¿Por qué es que algunos empleados están más comprometidos, emocionados, conmovidos y energizados por su trabajo?

La investigación realizada por de The Conference Board se ha centrado en los impulsores de compromiso externos, como las características del trabajo, la cultura de la organización o la calidad de sus líderes. Y si bien no existe una fórmula universal para involucrar a los empleados, generalmente es cierto que las personas se sentirán más entusiasmadas con sus trabajos cuando estén facultadas para lograr algo significativo más allá de sus expectativas, cuando se sienten conectadas con los demás y cuando trabajan en un entorno favorable, en automático lo convierte en un empleo justo, ético y gratificante, a diferencia de una fuente constante de estrés.

Pero a pesar de la importancia de estos factores externos del compromiso, la forma en que las personas se sienten con respecto a su trabajo, jefe y lugar de trabajo también puede ser en función de los rasgos de carácter y personalidad de cada una. De hecho muchos gerentes parecen considerar la motivación como algo que las personas llevan al trabajo, una característica natural de las personas que contratan. Esta es la razón por la que dos personas pueden tener diferentes niveles de compromiso, incluso cuando su situación laboral es casi idéntica (por ejemplo, trabajan para la misma compañía, equipo y jefe) por lo cual siempre existirán empleados con mayores niveles de ambición, energía y dedicación que otros independientemente de la situación en la que se encuentren.

DETERMINANTES CLAVE DE LA PERSONALIDAD.

De acuerdo a un estudio que involucra la personalidad de los empleados en el ámbito laboral y en el cual se sintetizaron datos de 114 encuestas de empleados, con casi 45,000 participantes de una amplia gama de países, y en su mayoría profesionistas que cumplieron con los estándares.  Los resultados fueron bastante asombrosos: Las personas tienden a variar su grado de compromiso debido a sus rasgos de carácter, ya que su personalidad podía predecir casi el 50% la variabilidad de este.

En particular, cuatro rasgos: afecto positivo, proactividad, conciencia y extroversión. En combinación, estos rasgos representan algunos de los ingredientes centrales de la inteligencia emocional y la resiliencia. Dicho de otra manera, aquellos que son positivos, optimistas, trabajadores y extrovertidos tienden a mostrar más compromiso en el trabajo. Es más probable que aparezcan con energía y entusiasmo por lo que hacen.

Entonces, si desea contratar una mano de obra comprometida, tal vez lo mejor que puede hacer es contratar personas que tengan una personalidad “enganchable”. El estudio reciente sugiere que hacerlo aumentará realmente sus niveles de compromiso, más que cualquier intervención diseñada para mejorar el liderazgo o para crear el trabajo perfecto para las personas.

En nuestra opinión y en base al artículo así como nuestra experiencia, consideramos que un factor importante en el grado de compromiso de un empleado también puede derivarse de factores externos, tales como la cultura, el entorno en el que se desenvuelve, el lugar donde radica, la sociedad en la que participa, entre otros, que pudieran ser de gran impacto para su desempeño diario así como el reflejo de su actitud y compromiso.

No podemos determinar si los porcentajes analizados en el artículo son los adecuados, pero podemos considerar de suma importancia que en la búsqueda de personal comprometido se deben considerar los siguientes factores:

  • Investigar y analizar el entorno social de la persona.
  • Aplicar evaluaciones psicométricas y de personalidad.
  • Ofrecer al empleado un ambiente de crecimiento, integridad y respeto.

Considerando los siguientes como estándares integrales que le servirán para evaluar el grado de compromiso que tendrá el empleado en su organización.

Lic. Leslie Ceballos. Consultor Senior. Doctor Empresa S.C.

Extracto y adaptación de Articulo: “Is Employee Engagement Just a Reflection of Personality?”Harvard Business Review, by Tomas Chamorro-Premuzic, Lewis Garrad and Didier

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Un sitio web WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: